¿Por qué conviene digitalizar las antiguas cintas VHS?

Servicios

Elimine las viejas y poco fiables cintas VHS y conserve sus recuerdos para siempre con los servicios de conversión digital que ofrece Globamatic.

Las cintas de vídeo se han utilizado durante años. Hace apenas unas décadas, parecían una tecnología innovadora y vanguardista que permitía inmortalizar momentos especiales y ver el material repetidamente.

Las cintas VHS, consideradas en su día como un medio innovador para los consumidores y un gran revulsivo para la industria del entretenimiento, han desaparecido prácticamente del mercado del vídeo doméstico. A principios del siglo XXI, los principales minoristas y puntos de alquiler empezaron a adoptar un nuevo medio, el DVD, con lo que el VHS se convirtió en su último recurso (con sonido envolvente).

Las principales distribuidoras de películas siguieron produciendo y vendiendo cintas VHS durante varios años junto con los DVD. Pero a mediados de la década de 2000, la mayoría empezó a abandonar el formato y, poco a poco, se fueron produciendo menos títulos en VHS.

Sin embargo, gracias a la innovación y el progreso tecnológico, las cintas VHS han quedado obsoletas. Aunque esto sea así, ¿qué puede hacer con todas las cintas que tiene apiladas en el almacén? Si eres como la mayoría, no quieres perder esos preciosos recuerdos.

Si se encuentra en esta situación, considere la posibilidad de utilizar un servicio de conversión de VHS a DVD. Algunas de las ventajas que ofrece el cambio de todas sus cintas VHS a DVD se encuentran a continuación

También te puede interesar leer:  Descubre una enorme variedad de recetas y consejos de alta cocina

Conversión de cintas VHS a digital

Más fácil de ver

Incluso si todavía tienes un reproductor de VHS que funciona, estos dispositivos suelen ser voluminosos y no suelen ser fáciles de conectar a la televisión inteligente moderna. Esta es una de las razones más convincentes para convertir tus cintas a un formato digital.

Una vez que tus cintas estén digitalizadas, no tendrás que preocuparte de ordenar innumerables cintas para encontrar la que buscas. Tampoco tienes que averiguar cómo configurar la videograbadora para ver lo que hay en las cintas.

Mayor accesibilidad

Si tus grabaciones están en forma de cinta, estás limitado a lo que puedes hacer con ellas. Las cintas VHS no se pueden editar ni modificar de ninguna manera. Esto no ocurre con el formato digital.

Al digitalizar tus cintas VHS, puedes editar el material y cambiarlo todo lo que quieras. Incluso puedes compartir las grabaciones en las redes sociales o con tu familia.

La facilidad que ofrecen los archivos digitales no tiene parangón. Esta es una de las razones por las que tanta gente elige la digitalización hoy en día.

Es más fácil de compartir

Como se ha mencionado anteriormente, cuando se digitaliza el contenido de su VHS, los archivos son más fáciles de acceder y editar. Otra ventaja es que no tienes que planear una visita a casa de tus amigos o familiares si quieres ver tus viejos vídeos juntos.

También te puede interesar leer:  Cómo reformar un comedor

Al cambiar las cintas VHS por archivos digitales, puedes compartir clips o vídeos enteros con alguien que esté a unos cuantos miles de kilómetros de distancia con sólo hacer clic en el ratón. Esto es una gran ventaja para las personas que viven lejos unas de otras.

También puedes publicar tus vídeos en las redes sociales o en YouTube. Esto te permite revivir todos esos momentos especiales con las personas más cercanas. Es mucho más cómodo que intentar compartir el contenido en una cinta VHS.

Comparte este artículo:

Deja un comentario