Beneficios de los tests nutrigenéticos para adaptar nuestra dieta

Salud

La nutrigenética se refiere al modo en que el cuerpo responde a los nutrientes debido a la composición genética existente. En la actualidad, existen profesionales expertos en la materia como 24Genetics. Por otra parte, la nutrigenómica es el estudio de la relación entre la genómica, la nutrición y la salud. Sin embargo, muchas personas utilizan los términos indistintamente.

Un gran beneficio de realizar un test de nutrigenética es que nos ayuda a conocer cuáles son los nutrientes que necesitamos en función de nuestro metabolismo y así adaptar la dieta a nuestro cuerpo.

Historia de la nutrigenómica

Aunque la ciencia de la genética de la nutrición aún está en pañales, la idea de que nuestros genes pueden determinar nuestra mejor dieta no es tan antigua como podría parecer.

De hecho, ya a principios del siglo XX se atribuye al médico británico Archibald Garrod el establecimiento de una conexión entre nutrición, genética y fenotipo.

El Proyecto Genoma Humano de la década de 1990, que trazó el mapa del ADN humano allanó el camino a la era moderna de la nutrigenómica. Desde entonces, cientos de estudios han examinado la influencia de los genes en la respuesta del cuerpo a la dieta, así como a la inversa.

Hoy en día, no es raro que profesionales como los dietistas y los médicos utilicen las pruebas genéticas para evaluar las necesidades dietéticas de los pacientes y establecer objetivos de salud personalizados.

Beneficios

Las pruebas genéticas como parte del asesoramiento nutricional pueden sonar bastante extremas. Sin embargo, como parte de un enfoque de nutrición integral, la nutrigenómica puede arrojar luz sobre cuestiones que un simple historial de salud no puede. Esto incluye todo, desde una predisposición a las enfermedades del corazón hasta por qué no se pierde peso cuando se ha intentado todo.

También te puede interesar leer:  Ventajas del CBD en pacientes con ELA

Las pruebas genómicas son realmente útiles para cualquier persona que quiera ser proactiva con respecto a su salud. Al observar su composición genética, un médico puede ser capaz de aconsejarle sobre ciertos patrones de alimentación que le irán bien o no. Por ejemplo, las variantes genéticas podrían significar que su cuerpo no se beneficiaría de una dieta vegana o no se adaptaría bien a una dieta determinada debido a las tendencias genómicas para el metabolismo de las grasas.

Tal vez su cuerpo no pueda utilizar de forma óptima los ácidos grasos omega-3 de origen vegetal, o tenga problemas para convertir la luz solar en vitamina D. Con estos datos, un profesional capacitado puede indicarle qué alimentos debe consumir o qué suplementos debe tomar para satisfacer sus necesidades.

Asimismo, las predisposiciones a ciertas enfermedades pueden aparecer en una prueba de nutrigenómica. Podemos ver variantes genéticas que aumentan el riesgo de cáncer de mama debido a los genes implicados en el metabolismo de los estrógenos. Las enfermedades cardíacas, la diabetes, la obesidad y la salud mental se han relacionado con expresiones genéticas, y todas tienen estrategias de prevención dietética.

Con esta información, puede tomar decisiones preventivas para mitigar el riesgo a través de la dieta.

¿Qué esperar?

¿Está interesado en adoptar un enfoque genético de la nutrición, pero no está seguro de lo que puede esperar? El asesoramiento nutricional mediante la nutrigenómica es sorprendentemente indoloro.

También te puede interesar leer:  Ventajas del CBD en pacientes con ELA

La experiencia debe comenzar con un cuestionario de salud detallado para que el profesional tenga un conocimiento completo del estado de salud del paciente, su historia, sus antecedentes familiares y su estilo de vida actual y pasado. La prueba propiamente dicha consiste en un frotis de la mejilla realizado en casa. Lo normal es que la prueba evalúe entre 80 y 150 genes o más. Es bastante sencillo de hacer.

En algunos casos, si los resultados plantean preguntas adicionales, puede realizarse un análisis de sangre. Una vez que los resultados de la prueba estén listos, su dietista u otro profesional de la salud los evaluará y trabajará con usted para desarrollar un plan de acción para la alimentación.

Comparte este artículo:
Pin Share

Deja una respuesta