Diferencia entre la sanidad pública y privada en Chile

Salud

En Chile, la sanidad es un tema que preocupa a muchas personas, ya que es un aspecto fundamental en la vida de todas las personas. Es importante saber cuál es la diferencia entre la sanidad pública y privada para poder tomar una mejor decisión al momento de elegir el servicio adecuado. En este post, hablaremos sobre las diferencias que existen entre estos dos servicios de salud y cómo afectan a la población.

Accesibilidad

La sanidad pública en Chile está disponible para todos los ciudadanos, independientemente de su capacidad adquisitiva. En cambio, en la sanidad privada, como es el caso de la institución Cruz Blanca solo pueden acceder aquellas personas que tengan los recursos necesarios para costear los servicios de salud. En la sanidad privada, los precios suelen ser elevados y muchas veces los tratamientos no están cubiertos por seguros privados.

Calidad del servicio

En la sanidad pública, debido a la alta demanda y las limitaciones presupuestarias, a veces se presentan deficiencias en la calidad del servicio y, en ocasiones, hay demoras en la atención médica. En cambio, la sanidad privada ofrece tratamientos de alta calidad y con rapidez. Por lo tanto, es una opción para aquellos que no desean esperar para recibir atención médica.

Costes

En la sanidad pública, los costos son mucho más bajos que en la sanidad privada, ya que la atención médica está subvencionada por el Estado. Por otra parte, en la sanidad privada los costos son mucho mayores, porque los hospitales y centros médicos están orientados al beneficio económico.

También te puede interesar leer:  Causas de la disfunción eréctil y principales medicamentos para combatirla

Selección de especialistas

En la sanidad privada, es posible seleccionar especialistas y elegir un médico de su preferencia, mientras que, en la sanidad pública, se asigna un médico según la especialidad y la disponibilidad. En la sanidad pública, existe un mayor riesgo de que los pacientes sean atendidos por médicos residentes o internos, en lugar de un especialista debidamente capacitado en el área.

Cobertura de seguros

En la sanidad pública, existen seguros complementarios, que deben ser costeados por los usuarios, para cubrir tratamientos y procedimientos que no se encuentran en el plan básico. Por otra parte, en la sanidad privada, los seguros son mucho más amplios y se pueden personalizar de acuerdo con las necesidades de cada individuo.

En definitiva, la sanidad pública y privada tienen sus ventajas y desventajas. Mientras que la sanidad pública ofrece tarifas más accesibles y atención médica asequible para todos, la sanidad privada ofrece mayor calidad, rapidez y libertad en la elección de médicos y tratamientos. Es importante que cada persona evalúe su situación económica y sus necesidades de atención médica para tomar una decisión informada y responsable.

Comparte este artículo:
Pin Share

Deja una respuesta