Ventajas del renting de coches Toyota

Otros

Si está buscando un Toyota nuevo y reluciente, ¿por qué no considera la opción del leasing a un buen precio en portales como https://rentingfinders.com/ofertas-renting-toyota/? Si es un particular, mediante una cómoda cuota mensual podrá disponer de un coche con el seguro a todo riesgo, además de las revisiones, averías, neumáticos, ITV e impuestos incluídos.

Beneficios del renting de Toyotas para particulares

Pagos mensuales bajos

Con el leasing, sólo pagas la diferencia entre el precio de compra y el valor residual (el valor previsto del coche al final del contrato). A diferencia de un contrato de compraventa personal, no se incluyen los intereses y, a diferencia de la compra, no se paga la totalidad.

Esto significa que podrías permitirte conducir un vehículo más caro con el mismo presupuesto mensual. De hecho, comparando el leasing con las cuotas del préstamo del mismo vehículo, sus pagos mensuales podrían reducirse a la mitad.

Un Toyota nuevo a tu elección

Conducir el último Toyota es un lujo que muchos automovilistas no pueden permitirse, porque simplemente no es asequible. Pero con el leasing, puedes tener un Toyota nuevo cada pocos años y acceder a actualizaciones periódicas.

La tecnología de los coches está mejorando más rápidamente que nunca. Cada vez se introducen nuevas características de seguridad, mayor eficiencia en el consumo de combustible y mejoras en los sistemas de entretenimiento del coche, lo que significa que en sólo un par de años tu coche puede parecer anticuado.

Comprar un coche puede significar conducirlo durante una década o más. Sin embargo, el leasing te da la oportunidad de tener el último modelo cada dos o cuatro años, con los extras que tú elijas, como tecnología adicional, ayudas a la conducción y la pintura que prefieras.

También te puede interesar leer:  Qué es lo que marca la diferencia

Si eres el tipo de persona que se aburre fácilmente de su coche, el leasing puede ser la forma más fácil y barata de cambiar de vehículo a menudo.

Depósito más bajo

Muchas ofertas de productos de financiación similares requieren un depósito del 10-20%, lo que hace que el pago inicial sea especialmente doloroso para su cartera. Con un leasing, puedes llevarte un vehículo completamente nuevo a partir de tan sólo una cuota mensual de alquiler como gasto inicial.

Esto hace que el leasing sea perfecto para una serie de circunstancias. Por ejemplo, un depósito más bajo es útil si acabas de empezar un nuevo trabajo y tienes unos ingresos estables, pero no tienes una gran cantidad de dinero para pagar un vehículo nuevo.

Evitar costes adicionales

Actualizar regularmente tu vehículo al último modelo no es sólo una forma de impresionar a tus vecinos. También puede evitar los costes asociados a la conducción de un coche antiguo. Los coches más nuevos suelen tener menos problemas, pero con el leasing, cualquier problema suele estar cubierto por la garantía.

Las ITV no son necesarias hasta que el vehículo lleva 3 años en la carretera, por lo que muchos contratos de leasing también evitan ese gasto.

Una última cosa de la que no tiene que preocuparse es el impuesto sobre el consumo de vehículos (impuesto de circulación). Este impuesto siempre está incluido en el contrato, por lo que tampoco tendrás que pagar un extra cada año.

También te puede interesar leer:  Qué es lo que marca la diferencia

Proceso sencillo

El leasing de coches no podría ser más fácil, y los contratos se pueden concertar en tan sólo 10 días, por lo que tampoco tendrás que esperar.

Precio fijo

Adquirir un coche nuevo será probablemente una de las mayores inversiones de tu vida, por lo que poder realizar pagos fijos y asequibles es una de las mejores ventajas del leasing.

Con un leasing, todo lo que pagas se acuerda por adelantado. No hay zonas grises en cuanto al kilometraje anual o al capital. Otros productos de financiación incluyen la promesa de un capital al final del contrato, que puede o no materializarse.

Comparte este artículo:
Pin Share

Deja una respuesta