Cámara fotográfica vs. Smartphone de gama alta: ¿Cuál compro?

Móviles

A continuación, vamos a analizar si es más conveniente comprar cámaras fotográficas o si por el contrario, compensa más adquirir unos buenos smartphones con sus cámaras de última generación.

Beneficios de comprar un smartphone

Portabilidad

Todo el mundo lleva siempre un teléfono en el bolsillo y eso significa que puede sacarlo en cualquier momento y disparar. Incluso si las cámaras llegaran a ser tan pequeñas como un teléfono, siempre serían una cosa extra que llevar a todas partes, ya que nunca dejarías tu teléfono atrás de todos modos.

Facilidad de uso

Aquí es donde los smartphones destacan. El desarrollo constante de nuevos programas que mejoran las capacidades de los teléfonos y sortean las restricciones para ofrecer una mejor imagen con el mínimo esfuerzo por parte del usuario.

Otra función desarrollada recientemente es el desenfoque artificial alrededor de un sujeto, que imita la estrecha profundidad de enfoque que producen los sensores más grandes, especialmente con objetivos más largos (longitudes focales medias y de teleobjetivo). Esto es muy bueno con los retratos ya que aísla al sujeto desenfocando el fondo haciendo que el sujeto destaque.

Conectividad

Esto es probablemente autoexplicativo. La mayoría de las imágenes que se toman se suben a las redes sociales o se envían a otras personas, también a través de Internet. Incluso las compañías de cámaras han reconocido esto y están desarrollando aplicaciones para que sus cámaras puedan enviar archivos a los teléfonos con facilidad.

Ventajas de adquirir una cámara

Capacidad de hacer fotos con poca luz y objetos rápidos

Uno de los mayores problemas de los sensores pequeños es la falta de contraste dinámico y la presencia de ruido en los ISO más altos (el ISO es un número que describe la amplificación de la señal del sensor que se produce para compensar las condiciones de poca luz). Aunque los objetivos de los smartphones pueden concentrar mucha luz (tanta como un buen objetivo de cámara) no es suficiente para condiciones de poca luz o velocidades de obturación más rápidas

También te puede interesar leer:  Recurso para hacer mejores fotos y grabar mejores vídeos incluso con un móvil: música, luz y edición

Elección de la distancia focal y la apertura

Los usuarios de cámaras fotográficas casi siempre tienen el lujo de contar con objetivos zoom o de poder elegir entre muchos objetivos primos diferentes (objetivos de distancia focal única, que pueden ser anchos, teleobjetivos y todo lo demás) que pueden montar en sus cámaras según lo que quieran hacer.

Ergonomía

Los botones reales, las empuñaduras gordas y las superficies texturizadas garantizan que la mayoría de las cámaras sean un placer de sostener. En cambio, los smartphones tienen forma de mando a distancia, son resbaladizos e incómodos después de diez minutos. Algunas personas nunca piensan en ello, pero una mala ergonomía puede quitarte las ganas de hacer fotos muy rápidamente.

Conclusión, ¿qué deberías elegir?

Los teléfonos de hoy en día son mejores que muchas cámaras en casi todos los aspectos y, además, con mucho más control. Para aprovechar realmente una cámara, hay que invertir tiempo y esfuerzo para aprender cómo funciona. Disparar con una cámara es el camino más difícil y, si lo haces bien, siempre te llevará más lejos. Si tienes un verdadero interés por la fotografía y sales a fotografiar, entonces una cámara seguramente te ayudará a evolucionar como fotógrafo. Si no es así, un smartphone probablemente producirá mejores resultados que la cámara más cara con el mejor objetivo.

También te puede interesar leer:  Cómo formatear un celular Android en pocos pasos
Comparte este artículo:
Pin Share

Deja una respuesta