¿Cómo actuar ante un accidente en coche por alcoholemia?

Legal

La legislación española sobre conducción bajo los efectos del alcohol es bastante estricta, especialmente si hubiera un accidente en coche con alcoholemia. En España el límite legal es de 0,5 mg de alcohol por ml de sangre. Las normas españolas también dictan que los nuevos conductores tienen que cumplir con niveles más bajos.

A partir del 9 de mayo de 2014, la normativa española establece que deberán pagar una multa mínima de 1.000 euros los conductores a los que se les sorprenda superando dos veces el límite de alcoholemia, y/o en todos los casos para los conductores reincidentes en la conducción bajo los efectos de las drogas.

LENTO Y CONSTANTE

La vida en España a menudo implica un enfoque lento y constante de la bebida. Los almuerzos largos y tranquilos son la norma, por lo que a menudo se cuestiona la rapidez con la que el alcohol consumido sale del organismo.

Según una investigación del Laboratorio de Investigación de Transporte y Carreteras del gobierno británico, la velocidad a la que se metaboliza el alcohol y se elimina del torrente sanguíneo es, de media, de una unidad por hora, a partir de una hora después de terminar la primera bebida.

Basándose en esta orientación, se podría considerar que una caña más o una pequeña copa de vino por hora le mantendrá por debajo del límite, pero este consejo viene acompañado de una importante nota de precaución. La capacidad del cuerpo para metabolizar el alcohol es finita, y está limitada a unas 16-20 unidades al día. Si bebes constantemente alrededor o por encima de este nivel, probablemente nunca estarás por debajo del límite.

También te puede interesar leer:  ¿Cuánto cuesta realizar un deshaucio?

Los límites máximos legales de alcoholemia en España son

  • Una tasa de alcohol en sangre de 0,5 gramos por litro
  • (Un nivel de alcohol en el aliento de 0,25 mg por litro)

Para los conductores con menos de dos años de carné:

  • Una tasa de alcohol en sangre de 0,3 gramos por litro
  • (Una tasa de alcohol en el aliento de 0,15 mg por litro)

EL SISTEMA DE PUNTOS ESPAÑOL

España aplica un sistema de puntos a los permisos de conducir. Los residentes en España (incluidos los no españoles que poseen un número de NIE) tienen una asignación inicial de 12 puntos.

Los puntos se restan en función de la gravedad de la infracción. Cuando no quedan puntos, el permiso se anula y el conductor debe completar un proceso de educación para que se le vuelva a expedir.

Aunque los permisos de conducir de la UE son válidos en España, las autoridades españolas no pueden deducir puntos de un permiso de la UE no español. Por este motivo, pueden insistir en el canje del permiso para deducir los puntos de un permiso cuando el titular ha cometido una infracción.

SANCIONES POR CONDUCIR BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

Las sanciones por conducir con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 g/l (0,3 para los nuevos conductores) pueden incluir:

También te puede interesar leer:  ¿Cuánto cuesta realizar un deshaucio?

Una multa de hasta 600 euros
Deducción de seis puntos del permiso de conducir
Suspensión del permiso de conducir durante tres meses
Además, se aplica una multa mínima de 1.000 euros si el conductor supera el doble del límite de alcoholemia
Conductor reincidente por consumo de alcohol se niega a realizar la prueba de alcoholemia
si se le encuentra conduciendo bajo los efectos de las drogas (en cualquier cantidad)

INFRACCIONES GRAVES

Las sanciones por conducir con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 g/l pueden incluir:

Una pena de prisión de entre tres y seis meses o una multa y entre 31 y 91 días de trabajos comunitarios

Suspensión del permiso de conducir entre uno y cuatro años

CONFISCACIÓN

La policía confiscará el vehículo de un conductor que haya superado el límite legal de alcohol o esté bajo los efectos de las drogas.

Se puede hacer una excepción si un pasajero tiene un permiso válido y puede conducir legalmente el vehículo.

Si se confisca un vehículo, el conductor es responsable de los costes de remolque y almacenamiento. Todos los costes deben ser pagados antes de que el vehículo sea liberado.

Es obligatorio que los no residentes paguen las multas inmediatamente, en efectivo.

Si esto no es posible, el vehículo será confiscado independientemente de que haya un conductor alternativo disponible.

También te puede interesar leer:  ¿Cuánto cuesta realizar un deshaucio?
Comparte este artículo:
Pin Share

Deja una respuesta