¿Por qué es importante un sistema de cableado estructurado?

Actualidad

El sistema de cableado estructurado es un tipo de infraestructura que soporta el rendimiento del sistema de cableado o la red de una organización. Por decirle de un modo sencillo, se trata de lo que podríamos denominar como el pegamento que une todos los ordenadores, teléfonos y otros dispositivos utilizados en la empresa, proporcionando una solución fiable y versátil para una amplia gama de necesidades de comunicación.

La importancia de los sistemas de cableado organizados varía de una empresa a otra, por tanto, no podemos establecer unas reglas generales que sirvan igualmente para todas las compañías, pero para la mayoría puede garantizar una infraestructura de red altamente fiable y rentable que resistirá el paso del tiempo.

A continuación, exploramos en profundidad las ventajas del cableado de red estructurado y por qué su empresa podría beneficiarse de un servicio especializado de red y cableado, como veremos en los siguientes párrafos.

Inversión a prueba de futuro

Uno de los beneficios más significativos de un sistema de cableado estructurado es, con mucho, el gran ancho de banda, que lo convierte en una infraestructura fiable para apoyar el crecimiento del negocio. Para retener a los clientes existentes y adquirir continuamente otros nuevos, las empresas necesitan un centro de datos que permita desarrollar e implantar nuevos servicios de forma rápida y sencilla.

También te puede interesar leer:  Ventajas de hacer las compras por internet

Simplicidad

Un sistema de cableado organizado ofrece un alto nivel de simplicidad y sencillez. Por ejemplo, si se produce un problema, es mucho más fácil identificarlo y resolverlo con un cableado de red estructurado. Esto significa que se pierde mucho menos tiempo y dinero a largo plazo.

Rentabilidad

El cableado de datos estructurado es una solución rentable para el buen funcionamiento de su empresa. La red escalable y altamente flexible proporcionará un flujo continuo de información y será capaz de hacer frente a las elevadas exigencias que se le plantean. Esto, a su vez, impulsará la productividad y el éxito del negocio. Un sistema de cableado sencillo también reduce los costes de alimentación y mantenimiento, y elimina el tiempo y el dinero que se invierte en localizar y rectificar cualquier problema.

Mayor flexibilidad

Un sistema de cableado estructurado proporciona un mayor nivel de flexibilidad, lo que ayuda a mejorar el rendimiento e impulsar el crecimiento de la empresa. Esto se debe a que puede adaptarse rápida y fácilmente a los traslados, adiciones y cambios, lo que reduce drásticamente el tiempo de instalación y garantiza una adaptabilidad óptima a cualquier cambio en la infraestructura de red. La flexibilidad también hace que el sistema sea fácil de desmontar y trasladar a una nueva ubicación de la oficina.

Reducción del riesgo de inactividad

Existe un alto riesgo de que se produzcan errores humanos y de que se cometan equivocaciones con estructuras de cableado múltiples y desorganizadas, lo que puede provocar interrupciones del flujo de trabajo y tiempos de inactividad de la red. Como ya se ha dicho, un sistema de cableado bien planificado también facilita la resolución de problemas, por lo que es más fácil identificar y rectificar los fallos rápidamente.

También te puede interesar leer:  Un paso más hacia la digitalización
Comparte este artículo:
Pin Share

Deja una respuesta