Aspectos fundamentales al elegir un alojamiento web

Hosting / Dominios

Para tener éxito a largo plazo, una empresa debe elegir el mejor servicio de alojamiento web para sus circunstancias particulares. Por eso, es importante mirar en un comparador de hosting para averiguar los mejores del mercado actual. Hay muchos criterios a tener en cuenta a la hora de elegir un servicio de alojamiento web; algunos son obvios y medibles (por ejemplo, el coste y el tiempo de actividad garantizado), mientras que otros criterios (por ejemplo, la atención al cliente) son más sutiles y subjetivos.

Por eso, en este artículo vamos a ver por qué puede beneficiar a su negocio y qué características debe tener en cuenta a la hora de elegir su empresa de servicios de alojamiento web basándonos en las hostinger opiniones.

Las características avanzadas, como la compatibilidad con scripts, la infraestructura de procesamiento de carritos de la compra y el tiempo de actividad garantizado, varían en función de la empresa de alojamiento web. Estas características adicionales y avanzadas son las que separan un servicio de alojamiento web de otro y serán los factores que determinen qué servicio es el adecuado para las necesidades de su negocio.

Los servidores proporcionados por los servicios de alojamiento web se clasifican generalmente en una de estas cuatro categorías.

Compartidos

Probablemente la opción más común para las pequeñas empresas con niveles mínimos de tráfico, el alojamiento compartido significa que más de un sitio web se almacena en un solo servidor o una sola pieza de hardware. Los servidores compartidos son a menudo la opción menos costosa, lo que los hace atractivos para las nuevas empresas y otros pequeños negocios empresariales.

También te puede interesar leer:  ¿Qué es un Hosting Reseller o Revendedor de Hosting?

Dedicados

Cuando un único servidor alberga un solo sitio web, se denomina servidor dedicado. Esta configuración permite que la potencia informática de ese servidor se concentre sólo en el sitio web que aloja. El servidor dedicado suele ser más caro que un servidor compartido, pero ese coste adicional puede merecer la pena para las empresas en las que el rendimiento del sitio web es primordial para el éxito.

Alojamientos en la nube (VPS)

Al igual que el servidor compartido, los servidores privados virtuales (VPS) permiten alojar muchos sitios web en un sistema de servidor basado en la nube. Un VPS es esencialmente la versión basada en la nube de un servidor compartido; sin embargo, debido a la escalabilidad, flexibilidad y redundancia de la computación en la nube, el VPS puede ofrecer más características. Un VPS es a menudo una buena opción para las empresas con requisitos de computación y características que fluctúan con el tiempo.

WordPress

Físicamente hablando, un servidor de WordPress gestionado puede ser alojado por cualquiera de las tres configuraciones mencionadas anteriormente; la diferencia es que un servidor de WordPress está específicamente diseñado y optimizado para servir páginas de WordPress, que a menudo son utilizadas por bloggers, periodistas y otros creadores de contenido.

El tipo de servidor de alojamiento web que su empresa elija finalmente dependerá de sus requisitos de servicio. Antes de empezar a considerar cualquier servicio de alojamiento web, se debe realizar una evaluación exhaustiva de las necesidades de su negocio con respecto a su sitio web. Además, hay que pensar en las necesidades futuras y en la posibilidad de que el servicio de alojamiento web elegido se adapte y sea flexible.

También te puede interesar leer:  Cómo saber con quién comparto mi hosting
Comparte este artículo:
Pin Share

Deja una respuesta