Cómo realizar correctamente los envíos de tu tienda online

Internet

Carretilla Elevadora, Almacén, Máquina, Trabajador

Elegir el medio adecuado para los envíos

En primer lugar, tienes que establecer los medios que quieres utilizar para llevar a cabo las entregas. En este sentido, es fundamental que haya seguridad en la entrega, es decir, que las empresas con las que vayas a colaborar para la realización del envío cumplan con unas determinadas políticas que tengan en cuenta el caso de que se perdiera algún producto, etc.

Por otra parte, también es necesario conocer la cobertura que dan estas empresas. Es decir, solamente se pueden realizar los envíos a nivel nacional o también existe la posibilidad de mandarlos al extranjero. Dentro del nivel nacional, hay que conocer si también incluye a las islas o solo al territorio terrestre.

La calidad del envío también es otro aspecto que merece la pena considerar. Es decir, saber de primera mano si esa empresa que vamos a contratar dispone o no de determinados materiales para poder enviar la paquetería a su destino sin que sufra ningún percance, ya que si enviamos productos delicados el envase para el envío y la dureza del material no puede ser la misma que en el caso de que sean productos de gran dureza.

Calcula correctamente el tiempo de entrega

No es lo mismo realizar un envío nacional que uno internacional, ni es igual que el envío se produzca a una ciudad cercana que a una que se encuentra a miles de kilómetros de distancia, aunque sea dentro del mismo país. Todo esto afecta también al precio de los envíos. Lógicamente, cuanto más lejos se envíen los productos, mayor será el coste de la entrega.

También te puede interesar leer:  Antivirus gratis online con ESET

También es fundamental ser muy claro en la fecha de entrega, ya que es un aspecto que los clientes valoran muchísimo. Si te comprometes por escrito a que el pedido llegará como fecha límite un determinado día y no cumples con tu fecha establecida, entonces estarás perdiendo tu credibilidad y los clientes dejarán de confiar en ti. Es así de sencillo.

Mantén informado en todo momento a tu cliente

Todos los clientes agradecen que te pongas en contacto constantemente con ellos para avisarles sobre la situación del pedido en cuestión. Es este sentido es fundamental contar con un código de tracking o localizador de envíos como el de la empresa Tracktry especializada en envíos seguros a través de Internet. Gracias a contar con un número de localización como el que proporciona Lex Tracking puedes mantenerte informado en todo momento sobre el lugar en el que se encuentra tu pedido (en el barco, en el puerto, en la aduana, etc). Esto es fundamental conocerlo para tener en cuenta cuando deberías encontrarte en tu domicilio para recibir correctamente el producto en cuestión.

Informa a tu cliente sobre cualquier percance

Si por cualquier motivo hubiera problemas en la entrega, como puede ser un retraso en el envío, es fundamental mantener informado al cliente desde antes de que se agrave el problema. Es decir, en cuanto tengas constancia de que va a producirse un problema, entonces es el momento de comunicárselo al cliente. Es un error muy común esperar a la fecha de entrega para darle a conocer al cliente del problema acaecido.

También te puede interesar leer:  Importancia de la agencia de comunicación para la estrategia empresarial
Comparte este artículo:
43

Deja un comentario