¿Qué son los robots colaborativos y qué nos aportan?

Inteligencia Artificial

Robot, Vector, Robots

Los robots colaborativos, también conocidos como Cobots, han sido instalados en distintos entornos industriales en la última década y estos han mostrado ser especialmente útiles y efectivos para mejorar procesos, aunque siguen siendo desconocidos para muchas personas.

Realmente no es una sorpresa que hoy en día son cada vez más las empresas que instalan robots en sus fábricas para mejorar su producción, en donde los Cobots se han convertido en un gran motor de crecimiento gracias a que se hacen cargo de las tareas más repetitivas y molestas que no se puedan automatizar utilizando a los robots tradicionales.

Si estás interesado en conocer más sobre los robots colaborativos, en Universal Robots podrás encontrar una gran cantidad de información al respecto. Se trata de una compañía danesa que se fundó en 2005 y que se especializa en el desarrollo y en la comercialización de cobots. Esta empresa fue pionera en cuanto a la cobótica, presentando aplicaciones y avances que tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Por qué los robots colaborativos son de gran ayuda para las empresas?

Los cobots o robots colaborativos se distinguen de los robots tradicionales muy fácilmente, ya que más allá de su apariencia (que también es distinta) tienen funcionalidades muy distintas. Sin embargo, la diferencia más grande se encuentra en la filosofía que hay detrás de los votos.

También te puede interesar leer:  ¿Qué es la inteligencia artificial?

A esto nos referimos a que, mientras los robots industriales convencionales están posicionados en un lugar fijo, los cobots pueden reubicarse muy fácilmente para utilizarlo en el área en la que se necesiten. Asimismo, los cobots tienen la posibilidad de interactuar con las personas para mejorar su funcionamiento, mientras que los robots industriales trabajan alejados por jaulas de protección.

Es decir, el cobot puede trabajar en un espacio abierto mientras que el robot trabaja en un espacio cerrado. Los robots industriales suelen ser creados con el objetivo de desempeñar una tarea específica, mientras que los cobots pueden adaptarse a distintas tareas dependiendo de las necesidades de la empresa.

Gracias a todas estas ventajas, el retorno de inversión de un cobot suele ser de un año, siendo mucho más corto que el de un robot industrial convencional.

La tendencia robótica conocida como Cobotics

Los robots industriales no son nuevos y desde hace mucho tiempo que se mostraron como el principal enemigo del empleo de miles o millones de personas. Sin embargo, los cobots no están hechos para sustituir a las personas, sino que estos están hechos con el objetivo de potenciar la creatividad de los trabajadores.

De esta forma la persona que podría haber perdido su trabajo por un robot, se encarga de que el cobot realice su trabajo adecuadamente al haber sido programada y controlada por esa persona. Esto al mismo tiempo aumenta la satisfacción laboral y no pone el peligro el número de empleos disponibles.

También te puede interesar leer:  Descubre los servicios de Inteligencia Artificial para compañías telefónicas

Esto hace que los cobots puedan ser usados en un gran número de campos, pudiendo emplearse dentro de fábricas y de instalaciones médicas, así como en áreas de cocina, de construcción o incluso dentro de la conducción. En realidad, las aplicaciones que tienen los cobots son bastante amplias y se pueden adaptar a una gran cantidad de entornos.

 

Comparte este artículo:
45

Deja un comentario