El entrenamiento con pulsómetro y lo que debemos evitar hacer

Gadgets

Un corredor, maratonista o simplemente un entusiasta del running puede utilizar diversas herramientas que le proporcionan un monitoreo constantemente actualizado de su entrenamiento físico, una de estas herramientas es el pulsómetro. Este dispositivo, que se ubicará en el pecho, detecta la señal eléctrica emitida por el corazón y envía una señal electromagnética al reloj de muñeca o teléfono móvil, midiendo la frecuencia cardiaca en el ejercicio en tiempo real.

Hoy día, también hay pulsómetros que miden la frecuencia cardíaca directamente desde la muñeca. Toda la información proporcionada por este pequeño y útil aparato es sumamente efectiva a la hora de mejorar nuestro entrenamiento. Con los datos proporcionados podemos hacer una rutina de principio a fin que se adecué a nuestro organismo.

Entrenamiento erróneo con el pulsómetro

Sácale provecho a tu entrenamiento con pulsómetro

El aparato es tan simple que puede provocar confusiones, y se pueden cometer ciertos errores al entrenar con un pulsómetro. Para sacar más provecho al dispositivo y no caer en estos errores ten en cuenta lo siguiente:

  • La información que nos brinda el pulsómetro es precisa, pero esto no quiere decir que vamos a depender solo de la frecuencia cardíaca para nuestro entrenamiento.
  • Muchos factores pueden afectar el ritmo cardíaco. Tanto fisiológicos como el modo en que entrenamos (en un ambiente cerrado u abierto). Por lo tanto, obsesionarse con las mediciones del pulsómetro es un gran error.
  • Comparar nuestros datos con otras personas puede ser competitivo, pero depender de ello es totalmente erróneo ya que somos personas diferentes, hacemos entrenamientos variables, tenemos anatomías distintas, por lo que conlleva a una respiración diferente y a resultados que pueden arrojar datos cambiantes entre un individuo y otro.
  • Usar la fórmula básica para la frecuencia cardíaca (220 – edad) también es un error cuando lo tomamos a rajatabla. Esta fórmula es muy genérica y como previamente hemos dicho, somos personas distintas.
  • La frecuencia cardíaca es un indicativo que debemos tener en cuenta, más no centrarnos completamente en ella.
También te puede interesar leer:  Luz verde a los coches auto-conducidos

Usa el pulsómetro sabiamente, y fomenta tu entrenamiento deportivo

Comprar un pulsómetro te ayuda a mejorar en la ejecución de tu entrenamiento, habiendo en el mercado compañías con gran trayectoria, tales como Garmin o Polar. Un pulsómetro te facilitará la información para entrenar de acuerdo al rango de tus posibilidades actuales y te suministrará datos que te harán mas sencillo superarlas. Por lo cual ayuda a un entrenamiento más eficiente.

También sirve para lograr un buen tiempo de recuperación entre sesiones de entrenamiento. Así que entre sesiones préstale atención al tiempo que se estabiliza tú ritmo cardíaco y utilízalo para darte un buen tiempo de descanso.

Los entrenamientos de velocidad son registrados con otras herramientas. En este caso, el pulsómetro no te será de mucha utilidad, ya que en un entrenamiento de velocidad donde corras menos de un minuto, el ritmo cardíaco tardará más en subir.

El pulsómetro es para entrenamientos “pasivos” y no de velocidad

Este accesorio es idóneo tanto para amateurs o profesionales de las más variadas disciplinas, desde ciclismo, natación hasta maratonismo. Sácale el mayor provecho y no dejes que esto te limite a seguir avanzando hacia tu meta. Recuerda siempre que lo importante es la constancia y dedicación. Esta herramienta nos ayuda a motivarnos, así que no hagas mal uso de la información ni que tu atención total recaiga en ver las marcaciones del reloj que llevas en la muñeca.

También te puede interesar leer:  El uso de los tablets, ¿cuando se utilizan más?
Comparte este artículo:
3

Deja un comentario